¡Vuelta a la naturaleza!

Los colores que se llevarán este año reflejan nuestra necesidad instintiva de dar la espalda a las planas y duras superficies que dominan la vida moderna.  Los colores de Farrow & Ball Cooking Apple Green, Stiffkey Blue, Purbeck Stone y Mole’s Breath nos ponen en contacto con la naturaleza y son sus colores clave para el 2014.  Son colores tranquilos y fáciles de usar para crear una paleta de color elegante y acogedora.

Cooking Apple Green No.32 – Creando un refugio natural, sin complicaciones

 

Cooking Apple Green

 

Cooking Apple Grenn recrea sensaciones de naturaleza y tradición.  Con un ligero toque de Rectory Red evoca las prendas y caravanas del folclore romaní.  Es un color estimulante, especialmente cuando se utiliza en combinación con el color ligeramente más claro Green Ground.  Ideal para la creció de un refugio natural y sencillo.

 

Stiffkey Blue No.281 – “Moody blues” de mares borrascosos

 

Stiffkey Blue

 

Con reminiscencias del extraordinario color del barro que se encuentra en una playa de Norfolk, el color Stiffkey Blue, encapsula perfectamente la tendencia natural.  La fuerza de este profundo azul creará un espectacular interior, contemporáneo y relajado, perfecto para usar tanto en espacios de ciudad como de campo.   Aisladamente en pequeños espacios, combinado con Hardwick White en los techos, para crear una escenografía melancólica, de mares y cielos borrascosos.  O de un modo más desenfadado con los tonos menos saturados Light Blue o Setting Plaster, el antídoto perfecto para la intensidad del Stiffkey Blue.

 

Purbeck Stone No.275 – Directamente desde el mundo natural

 

Purbeck's Stone

Para un esquema de color versátil y relajado Purbeck Stone es un tono neutro pero fuerte, ni demasiado gris ni demasiado crema.  Combinado con los tonos más claros Ammonite y Cornforth White crea una paleta de color que parece salida directamente del mundo natural.  El resultado es un ambiente relajado, sencillo y de fácil convivencia.

 

Mole’s Breath No.276 – Suavizar la dureza del vidrio y el acero

 

Mole's Breath
Mole’s Breath es un intenso tono pardo, que te hace sentir como un viejo amigo y puede servir para suavizar arquitecturas contemporáneas en las que predominan el vidrio y el acero.  Cautivador al pintar carpintería y paredes del mismo tono, con Shaded White en el techo creando un bello juego de luces y sombras.

Publicar una respuesta

  • (no se publicará)